+
El sábado en la mañana, un hermoso regalo recibí, al descubrir un picaflor, alimentándose en la terraza. Sorprendida y extasiada yo quedé. Una vez más volví a creer en la magia y los misterios.

Mis Palotes


  • Un Picaflor

Magia y Misterio

El sábado en la mañana, un hermoso regalo recibí, al descubrir un picaflor, alimentándose en la terraza.

Sorprendida y extasiada yo quedé. Cuando él se fue mis pensamientos volaron hasta el cielo, agradeciéndole al Señor tan tamaña distinción: la de ver un colibrí en medio del cemento.

Una vez más volví a creer en la magia y los misterios.

Embriagada por doquier, saboree ese fugaz y eterno momento.

Imposible describir: creí estar tocando el  cielo y volando hacia el firmamento.

¡ Oh Dios, no sabes cuanto te lo agradezco !

Luego de semanas de lluvia torrencial, el sol volvió con todo su brillo y su calor, empujando las nubes y los grises hacia otro rincón.

Súbitamente reanudaron los olores y colores; las torcazas salieron de sus nidos y los pájaros alegraron con sus trinos la dureza de la ciudad.

No hay dudas que el verano está partiendo y con él el calor y claridad, dejando soslayar el otoño que vendrá.

Un pedacito de cielo, la copa del fresno y las plantas en el macetero.

Algunas golondrinas despliegan sus alas planeando, caen en picada, aminoran el vuelo, se posan en el nido o en los cables que balancea el viento.

Un pedacito de cielo, el verde brillante e intenso y el rosa de las flores en el cantero.

Un pedacito de cielo : dos aguiluchos sincronizan su vuelo.

Vibro ante tanta belleza. Mi alma se regocija entre la armonía y la dulce tibieza que Dios me regala con toda su Grandeza.

Con un pedacito de cielo y mucha esperanza desayuno junto a mi perra cada mañana, inmersa en esa sinfonía, donde soy una con el Universo y existo en armonía.

Muuuuuuuuuchos bachos. Graciela.

Juanita /CHILE 19-11-2008 16:19:

Naturaleza

Muy lindo Graciela,

describiste muy bien todo lo que aparece en tu escrito...puedo ver aletear al picaflor volver cuando llovía.

Llegaron las golondrinas, los aguiluchos. Pedacitos de cielo, el perfume de una rosa. Había llegado el verano...

Un beso, te felicito,

Juanita /CHILE

Participe

comparte esta página en: