+
El explosivo amor de Norma y Carlos - Nos conocíamos desde muy chicos, nuestras madres eran amigas, las dos españolas, supongo que ser del mismo país hacía en esa época mas intensa la amistad.

La explosión del Amor


El explosivo amor de Norma y Carlos

Nos conocíamos desde muy chicos, nuestras madres eran amigas, las dos españolas, supongo que ser del mismo país hacía en esa época mas intensa la amistad.

Recuerdo las tardes del café con leche y pan con manteca en su casa de Avellaneda. Nosotros vivíamos frente a ellos, unos cuarenta metros hacia el sur.

Carlos es dos o tres años mayor que yo, tenía una hermana y un hermano que murió en un penoso accidente en el Puerto.

Cuándo empecé el secundario, lo iba a consultar por mis dudas, él estaba dos años mas adelantado.

Su familia se mudó a Bernal y no nos vimos por varios años, cada uno siguió su camino.

En el año 1960, entré a trabajar en una fábrica de papel y bolsas de papel en Quilmes, cerca de la casa de Carlos, una tarde pasé a saludarlos y me comentó que estaba sin trabajo. En el sector de bolsas necesitábamos un técnico y lo tomaron, yo era su Jefe.

En ese sector de fabricación de bolsas, había unas sesenta mujeres, de todas las edades.

Pareja_1.jpg

Carlos en esa época era un joven atractivo, morocho, corpulento pero no gordo. De expresión seria y concentrada, realmente gustaba a las mujeres.

Al entrar y al salir de la fábrica, todos marcábamos una tarjeta personal, en un reloj llamado, reloj marcador; las tarjetas de todos, estaban en la Portería, en unos estantes especiales y cada uno podía ver y tener acceso a todas las tarjetas.

Pasados unos meses de su ingreso, al marcar la salida, Carlos encontró una primera nota que decía: Sr Carlos López, por favor mireme cuándo pasa a mi lado - Norma.

Segunda nota: Sr Carlos, hoy no lo ví - Norma

Tercera nota: Carlos López, otra vez, pasó a mi lado, y no me miró - Norma

Cuarta nota: Carlos, no puedo dejar de mirarlo - Norma

Quinta nota: Carlos mio, no dejo de soñar con Ud. - Norma

Sexta nota: Carlos mi amor, mi vida es suya - Norma

Séptima nota: Querido Carlos: Te pertenezco - Norma

Octava nota: Querido mio, Soy tuya - Norma

Novena nota: Amor de mi vida, te deseo como nunca lo desee - Norma

Décima nota: No puedo vivir sin tí - Norma

Carlos por supuesto no respondía, y recibió la última nota, que decía: Sr Carlos López, "Por su indiferencia, todo lo nuestro, terminó" - Norma

Al poco tiempo, Norma y Carlos, tuvieron una relación muy explosiva, que duró, hasta que se apagó el fuego del deseo.

Adolfo Lazaric

  • SALTA, Mayo 20 de 2008, junto a mi nieta Ytamara
Participe

comparte esta página en: