+

El Encuentro


Eran las cinco de la tarde, estaba parado en la esquina de 18 de julio y Rio Branco, esperando el semáforo para cruzar, camino de mi casa, cuando oigo que de atrás me llaman. ! !  Carlos ! !  ! ! Carlos ! ! espérame soy yo , ! Susana ! , me doy vuelta y la veo a Susana Rovira. Hacía muchos años que no la veía, teníamos diez años de diferencia, cuando la conocí ella tenía 15 años y yo 25, nuestras familias se habían hecho muy amigas. Pero la vida sigue su curso, eso fue en mi juventud.

Hoy han pasado 40 años, la miro,sigue siendo bonita. - como te va Carlos, tanto tiempo, no sabes cómo me acuerdo de ti, - pero no lo puedo creer  ! Tú ! Susana Rovira, que es de tu vida ?  - tienes tiempo?,  podríamos ir a tomar un café y celebrar este encuentro.  Solo un momento nomas, conversar un rato, contarnos que hemos  de nuestras vidas, no te parece ?  - yo, ya me iba para mi casa, recién termino la gira, sabes ? Soy agente viajero. Pero me gustaría  saber cómo estás ? Que es de tu vida? - bueno, vamos entonces ?

(Cerca había un bar, y hacia él, nos dirigimos. Yo la miraba, conservaba  la misma prestancia de la última vez que la vi, ya a los 17 años  era un mujeron.  Entramos, pedimos dos cafés, nos miramos fijos en los ojos.) - bueno, cuéntame Susana, que es de tu vida? - me case, tuve dos hijos, y me divorcié a los  6 años, después en  distintas épocas, tuve 4 compañeros, el ultimo tú lo conociste Walter Corsa. - Walter, Walter, no, no me acuerdo.

- Bueno no importa mis hijos, tiene la mayor25 y el menor 17. -quien me iba a decir, que me iba a encontrar contigo Susana,  Susy, me permites que te llame Susy, es más cariñoso. - a ti te permito todo . Pero de tu vida que haces? - como ya te dije, soy agente viajero,, viajo al interior  y vivo solo, no me case nunca. - así que te siguen gustando las mujeres, como cuando nosotros.... estoy sentada ante ti, y se me hace difícil creer que no hayas sentado cabeza.

- Mira, la vida a veces cambia a las personas, muchos golpes duros, desengaños, algunas alegrías, placeres, el trabajo, mucho trabajo, eso ha sido mi vida, nada que ver con la vida despreocupada que en mi juventud llevaba. Ahora, que ya estoy pisando en el ocaso, te encuentro y me evoca muchas cosas, muchos momentos de aquella época tan linda, las mujeres  en fin, ya todo paso, - nunca me miraste Carlos, - estas equivocada, claro que te miraba,  y te comía con los ojos, me acuerdo  cuando cumpliste 15 años, ahí te conocí, no te acuerdas?  Fue cuando te dije lo linda que estabas, nunca me olvide de ese baile, el vals que bailaste, fue  Danubio Azul, te acuerdas?

- y porque no seguiste bailando conmigo?  -  cumplías 15 años, y yo acuérdate, te respetaba, hasta el punto de callarme lo que sentía, además  en ese momento, tenía novia.  -  si, varias.... -  pero te llevaba 10 años y todas eran mayores que tú . Ahora somos adultos y no he perdido la ilusión de encontrarte de nuevo, y mira tú lo que son las vueltas de la vida, aquí estamos, sentados, mirándonos a los ojos, si hasta me parece mentira.

- Y ha corrido mucha agua bajo el puente. - tienes razón, pero ya somos adultos y eso nos hace más libres. - pero tú debes saber que he llenado mi vida con el trabajo, pues nunca pare con ninguna mujer para casarme.  - cuéntame Carlos, cuéntame… -pues sí, una vez hace cuestión de unos 7 años, tuve una novia, que pensé seria la madre de mis hijos, pero me descubrió una infidelidad, y todo se terminó. Por eso es que lo que llena mi vida es mi trabajo, y he tenido alguna aventurilla

No te lo voy a negar, a ti te lo puedo decir esta noche me tengo que ver con alguien que dice estar enamorada de mí, no se vamos a ver qué pasa. - pero Carlos, como puedes vivir así, ya no tienes 20 años . -mira Carlos, ya que me has confiado que sigues igual, yo te traeré a la realidad, ahora que te encontré, y estamos  confesando nuestros pecados, te diré cuál ha sido el mío. Esto nunca se lo he dicho a nadie, porque a quien se lo diría si un día lo encontraba era a ti, y por suerte te encontré, pues escucha lo que te voy a decir.

Cuando cumplí 15 años y me sacaste a bailar, me corrió un fuego por dentro, que nunca se apagó, y aunque el tiempo fue pasando tú eras el amor que nunca tuve y que nunca moriría, así anduviera con 20 hombres, siempre estarías, tu presente. Siguieron pasando los años,  yo sentí que ya no te vería más, y me guardé  tu rostro en mi corazón. Hasta que me entere que tu padre había fallecido y fui, y ahí te vi nuevamente, tengo guardado en mí el abrazo que me diste  y el fuego nuevamente se avivo y se convirtió en pasión, ya era imposible olvidarte, pero tu te fuiste de la ciudad, y hasta ahora no te volví a ver.

Por eso no puedo dejar pasar el tiempo y antes que nos separemos, te diré lo que siento en este momento, y el deseo que me enloquece y más después de cómo ha sido tu vida. Carlos es preciso, es necesario que haga el amor contigo, ahora mismo salgamos de aquí, vayamos donde quieras y hagamos el amor. - espera, espera Susana, así no se hacen las cosas, me alegro que pienses en mí y te me ofrezcas de esa manera. No quiero perjudicarte, este entre tú y yo, tiene que ser muy secreto, así es como hago yo las cosas, no perjudicarte a ti en tu vida ni  yo en la mía. Solo bajo esas condiciones lo haríamos.

-Tu siempre igual, bueno como tú quieras, sin condiciones es decir yo no pongo ninguna. - bueno, esta tarde tengo una reunión de trabajo déjame hacer una llamada telefónica, para posponerla para mañana. (tome mi celular y arregle esa reunión para dentro de dos días, ella me miraba y sonreía,  corte,  la comunicación y la mire y le dije) todo arreglado, tenemos dos días  para nosotros, vamos a comprar algo de comer y vayamos a un hotel.

-Magnifico, vamos. (cuando entramos a la habitación del hotel, cerró la puerta con llave y me dijo) -ahora veras lo que tengo pensado para ti. (me beso y me tiro en la cama e hicimos el amor, más de una vez, la última vez fue furiosamente) -te gusto?  - sí, ( dije muy cansado, quiso hacerlo de nuevo, pero la detuve, diciéndole)  -espera, vamos a comer  y tomar algo y después, si quieres lo haremos de nuevo . (después de beber, en vez de sentirme más repuesto, estaba más cansado que antes)

- Estas satisfecho, Carlos?  - sí, pero estoy muerto... - así, es como vas a quedar, muerto  - que estás diciendo Susy ? - que tú te quedaras aquí y yo me iré, jajaja, te quedaras aquí para siempre- que estas.... Diciend....? - adiós Carlos, que te quedes con angelitos, te creías, que es fácil hacerme el amor y después irte tan campante? - pero, que.... quieres decir...   - que en la bebida que tomaste, cuando comimos, te puse un veneno, que simula un ataque cardiaco, adiós Carlos. - perra...no quiero....morrrr.......  - bueno este duro, un poco, más que los otros cuatro que tuvieron la osadía de hacer el amor conmigo, era bastante fuerte a pesar de sus años.

(espero que no hubiera nadie en el lobby del hotel  y se fue riendo frenéticamente)

Olegario Juan Caorsi

 

Participe

comparte esta página en: